Estoy tratando de olvidarte.

Con un vaso medio lleno, con una botella medio vacía,
con el corazón destrozado, con la esperanza guardada,
estoy tratando de olvidarte.

Estoy tratando de olvidarte, estoy metida en este bar,
me consumo entre alcohol y recuerdos,
me derrito en la barra contando burbujas,
embriagando nostalgia...
Me confieso con el barman que siempre escucha,
el que siempre me oye, el que nunca me ayuda,
le cuento mi letanía, me escucha,
y no disimula que es por pura compasión.
Le narro cuánto te amo y lo mucho que te extraño,
cuento cómo es de hermosa tu cara,
cómo era de dulce tu boca,
cómo era de sencilla tu sonrisa.
Le digo de la suavidad de tu piel,
de la candidez de tu voz y de tus ojos que aprisionan,
que prohiben, que aprenden, que encarcelan, que te ahogan.
Le digo del calor de tu cuerpo,
de la ternura de tus manos,
de la compasión de tu abrazo,
le confieso cómo vibras cuando te abrazan fuerte,
de cómo besabas con pasión y escuchabas con paciencia.
Le menciono tus labios bondadosos,
le hablé del lunar oculto,
lo engañé diciendo que eras perversa,
sin querer se enteró de cómo tiemblas si te susurran al oído,
lo deslumbré con el brillo de tu presencia
y lo encanté con tu misterio.

Pero algo pasó, él se fue...
pero sólo para llenar mi vaso
que con tanta ilusión se vació de anhelos.
Y mientras admiro cómo el barman
se hace amigo de otro,
yo, yo sólo estoy tratando de olvidarte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s