Sin miedos.

Llevo desde que tengo uso de razón escribiendo. Realmente, para mí ha sido una terapia a lo largo de mi vida. Recuerdo que descubrí que mis mejores textos, aquellos que me tocaban el “alma” tenían todos una constante; necesitaba estar mal para vomitar mis sentimientos en el papel. Poco a poco, fui domando a mi niña rebelde aunque nunca dejé de escribir.

Mi casa está llena de libretas, bolígrafos, lápices y folios. A lo largo de mi éxodo he rellenado cientos de hojas. Aquí, cuando hoy ya me da lo mismo lo que piensen de mí, lo que sepan de mí y lo que digan de mí, decido echar a volar todos los pensamientos que, de una forma u otra, he garabateado a placer. Por eso quiero explicar aquí que, veréis escritos locos, audaces, tristes, de rabia, de impotencia, otros sin más… pero todos han salido del mismo lugar.

En breve comenzaré a plasmar viejas glorias, las cuales leo y percibo la juventud con la que fueron escritas. Y por supuesto, mis pequeñas paradojas sobre la vida. Las serias, bueno… esas ya las descubriréis.

Espero que disfrutéis de la lectura. Si os apetece, me seguís. No está nadie obligado. Si por el contrario, deseáis saber más de mí, sé que lo haréis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s